Social Icons

Corrupción inunda sistemas estatales del CECyT. @HoraLibre La columna de Álvaro Belin Andrade.


HORA LIBRE

Álvaro Belin Andrade

Corrupción inunda sistemas estatales del CECyT


El sistema de colegios de estudios científicos y tecnológicos (CECyT) en el país parece haber sido diseñado de manera que sus directores generales se sirvan opíparamente de sus presupuestos para crear o incrementar sus fortunas personales.

En este espacio hemos dado cuenta de los múltiples mecanismos de corrupción, nepotismo y abuso laboral de que se ha valido Fernando Arteaga Aponte, director del CECyTEV, para convertirse en millonario, sin que la SEV ni la Contraloría General del Estado hayan hecho algo siquiera para investigarlo y, en cambio, tanto quien esto escribe como mi colega Manuel Rosete Chávez hemos sido depositarios de amenazas graves sobre nuestra vida e integridad física por esa persona.

Pero no es el único. Todo parece indicar que los mecanismos de control establecidos por la SEP para estos organismos son demasiado dúctiles.

Reporte Índigo, un portal asentado en Monterrey, ha publicado recientemente un amplio reportaje sobre los actos de corrupción del director del CECyTENL, Luis Eugenio Todd, titulado “Desaparece Toddo el dinero”, en que acusa a quien durante un tiempo fungiera como asesor en la Universidad Veracruzana de incurrir en irregularidades que tienen en vilo nada menos que 40 millones de pesos durante los últimos cinco años en que ha estado al frente de ese sistema educativo en Nuevo León.

Como en el caso veracruzano, Todd ha convertido a la dependencia neolonesa en su feudo. Señala la publicación que las auditorias (aquí no se ha hecho una sola al CECyTEV) han mostrado incluso compras ridículas, como la adquisición de un aire acondicionado para un autobús a un costo de 124 mil pesos, adquirida ¡a una dulcería!, o el financiamiento oficial de 34 viajes internacionales, solo en 2011, la mayoría a Houston, Texas, donde vive su hija.

Y señala algo que se parece tanto a lo que ocurre en Veracruz:

“Desde su posición, Todd ha ejercido el nepotismo, destituido ilegalmente a funcionarios públicos, manejado recursos a su antojo y viajado con discrecionalidad al extranjero”. Y agrega que, de acuerdo con documentos que obran en poder del medio de comunicación, “durante su administración también ha falsificado documentos y simulado compras a proveedores”.



Complicidad del secretario de Educación


A diferencia del caso de Veracruz, en que la Junta Directiva está plenamente coaccionada por Arteaga Aponte, en Nuevo León este órgano de gobierno ha cuestionado acremente la actuación del directivo regiomontano.

“Este órgano tienen en la mirilla las cuentas pendientes que el director ha acumulado durante su gestión: primero durante la administración del ex gobernador Natividad González Parás y después en la actual de Rodrigo Mora”, un gobernador por cierto recientemente denunciado por convertir la adquisición de mansiones en los Estados Unidos en una de sus más caras aficiones.

La publicación añade: “Todd lleva como director del organismo más de ocho años, a pesar de que el artículo 8 de la ley del CECyTENL lo prohíbe, porque su gestión finalizó el 17 de octubre de 2011”.

La Junta Directiva no solo analiza este hecho, “también acordó celebrar otras dos reuniones extraordinarias para discutir una denuncia anónima sobre presuntas irregularidades en el organismo y la destitución ilegal de Rafael Covarrubias como director de Vinculación, suspensión ordenada por Todd”.

Reporte Índigo señala que los miembros de la Junta Directiva “pidieron la presencia de la Contraloría General del Estado, la Contaduría Mayor de Hacienda y el Jurídico de la Secretaría de Educación para revisar las irregularidades del director. Sin embargo, las reuniones nunca se llevaron a cabo porque los miembros no fueron convocados por el presidente de este órgano colegiado: el secretario de Educación José Antonio González Treviño”.

Como ha ocurrido en Veracruz, donde primero Adolfo Mota y ahora Flavino Ríos, han evitado revisar la actuación del directivo local, en Nuevo León, el titular del ramo nunca contestó los oficios y correos electrónicos enviados por la Junta Directiva para analizar el caso.
 


Arteaga-Todd, los negocios similares

Aunque en el caso local no hemos documentado el gasto público en viajes personales al extranjero, lo cierto es que nuestro paisano ha tenido otras derivaciones que afectan el presupuesto institucional.

En cambio, su colega regiomontano ha usado recursos públicos para sus viajes personales. Según Reporte Índigo, “El director realizó 34 viajes en 2011 por un monto de 291 mil 967 pesos, pagados a Viajes Ivanka S.A. de C.V., una empresa que no está registrada en el padrón de proveedores del gobierno estatal. De acuerdo con el portal de transparencia del organismo, Todd realizó 12 de estos viajes a la ciudad de Houston, Texas, porque allá reside una de sus hijas.”

Además de disponer de cuatro vehículos para uso particular, ha incurrido en varias irregularidades:

“La cuenta pública de 2006 del organismo fue rechazada por la Comisión de Hacienda del Congreso estatal. La Comisión instruyó a la Auditoría Superior del Estado a que fincara responsabilidades administrativas, económicas y penales por irregularidades que sumaban 7 millones 758 mil 630 pesos. Entre éstas había facturas apócrifas, compras de papel que no cumplieron con la normatividad, mantenimiento de planteles y oficinas sin licitación pública de por medio, gastos de impresión en los que las firmas del proveedor no coincidían y contratación de personal con relación de parentesco.”

Como en el caso veracruzano, en Nuevo León se han detectado irregularidades en la nómina del CECyTENL.

“En 2011 se presupuestó para el pago de personal 184 millones 585 mil 286 pesos, pero únicamente se erogó en este rubro poco más del 82 por ciento. Y en 2010, este presupuesto ascendió a 177 millones 137 mil 250 pesos, pero al final sólo se gastó 67 por ciento de este dinero. Esto significa que durante estos dos años no se ejercieron para este rubro un total de 90 millones 575 mil 212 pesos.”

Frente a ambos casos, total silencio tanto de las secretarías estatales de Educación, como de la dirección nacional de este sistema educativo.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | Twitter: @HoraLibre

Blog Archive