Social Icons

Gallo Bolo. #Sintacto. La columna de Sergio González Levet. @sglevet




Sin tacto

Por Sergio González Levet

Gallo Bolo

Se llama Ernesto Cuevas Hernández. Es Presidente Municipal de Juchique de Ferrer desde el primer día de enero de 2014 y se propone serlo hasta el último día de diciembre de 2017.

Durante varios años buscó ser candidato del PRI, el partido en el que militó desde jovencito y para el que hizo tantos trabajos en su natal Plan de las Hayas (que es la comunidad más grande de Juchique; tanto, que hasta parece más poblada que la propia cabecera, lo que es cierto, y además tiene mayor potencial económico).

Pero Neto no pudo culminar su anhelo como priista: las negociaciones -esas famosas negociaciones en las que los mejores casi siempre quedan fuera- lo hicieron a un lado. Sin embargo, él era tan buen candidato y tenía tal reconocimiento que no faltó un inteligente que se diera cuenta, lo cobijara y lo hiciera su abanderado. Así, Ernesto Cuevas compitió por las siglas del Partido Alternativa Veracruzana, un Ave que voló bien y ganó la elección de 2013, en ése y otros 17 o 18 municipios.

Se llama Ernesto Cuevas Hernández, pero todos lo conocen como Gallo Bolo.
El mote tiene su historia: andaba nuestro personaje en campaña, apenas comenzando, cuando una señora se le acercó y le dijo:

—Estamos contigo, Neto, porque sabemos que eres una persona decente, porque has chambeado duro por el pueblo y porque eres un gallo bolo.

Ernesto se quedó pasmado en ese momento -cosa que casi nunca hace, porque lo suyo es la brega constante- y le preguntó a la señora:

—¿Por qué gallo bolo?

—Porque, como sabes, los gallos bolos son aquéllos que perdieron todas las plumas de la cola. Y tú eres así. ¡Tú no tienes cola que te pisen!

Y Gallo Bolo se le quedó para toda la campaña, y para todo su cuatrienio porque en todas las comunidades de su municipio le dicen así: “Gallo Bolo ven para acá”, “Gallo ve para allá”, y Ernesto se siente contento porque sigue sin tener cola que le pisen.

Lo cierto es que este alcalde ha sido toda una revelación para quienes no lo conocían y una seguridad para su pueblo, porque no se detiene ni un momento en la busca de mejores condiciones de vida para sus paisanos.

Y sobre todo no se detiene ante la adversidad: en el año y meses que lleva al frente de la comuna han sucedido cinco fenómenos climáticos que han destrozado los caminos, que han tirado puentes, que han afectado siembras, que han volado techos y paredes, que han inundado casas… cinco tormentas que han llevado a cinco declaratorias de emergencia y a la necesidad de que intervenga con su apoyo el estado, la federación.

Y ahí podemos ver a este singular alcalde tocando puertas, ganando voluntades, acercándose a los funcionarios de los otros dos niveles, para convencerlos de que Juchique necesita ayuda. Y no se para hasta que no consigue el apoyo necesario.

Por eso los juchiquenses siguen confiando en él como confiaron cuando le dieron su voto en contra del partidazo.

Por eso todos quieren al Gallo Bolo.


Twitter: @sglevet
Facebook.com/sglevet

Blog Archive