Social Icons

Afectados por el poder, la fama y el enamoramiento... #HORALIBRE. La columna de #ÁlvaroBelinAndrade @HoraLibre




HORA LIBRE

Álvaro Belin Andrade

Afectados por el poder, la fama y el enamoramiento

Armando Méndez de la Luz, dirigente estatal de Movimiento Ciudadano, lo puso muy claro: el poder, la fama y el enamoramiento son las tres condiciones que alteran la química cerebral, y parece que la realidad en Veracruz no hace sino confirmar la tesis de los neurocientíficos. Entregados al poder, los gobernantes caen en la tentación de querer designar a quien será su sucesor para que le cuide las espaldas.
 
“Ese poder hace que enloquezcamos si no estamos bajo ciertas reglas (…) el poder necesita controles, de ahí la importancia de la divisiones de poderes. Los seres humanos si no tenemos controles, nos perdemos y nos lleva a la muerte. El poder es una energía social y el que la concentra se electrocuta, necesita derivarla”, señala.

Xalapeño químicamente puro, el más aventajado (junto con Manlio Fabio Beltrones) de los alumnos de don Fernando Gutiérrez Barrios, con quien colaboró en el Gobierno de Veracruz y en la Secretaría de Gobernación, Méndez de la Luz puede ser una de las opciones desde la izquierda en la contienda que se abrirá en 2016 para la gubernatura de Veracruz. Y tiene la experiencia de haber participado en los dos años en que don Fernando estuvo al frente de la administración estatal y a quien todos recuerdan como si hubiera estado el sexenio completo.

Entrevistado en el programa Polaca a la Veracruzana, programa de televisión que se ha convertido ya en un referente de la política en la entidad pese a que se transmite por internet (versiones.com.mx y formato7.com, entre otros portales de noticias), quien fuera alcalde xalapeño, diputado local, diputado federal y Senador de la República, deja muy claro (a 45 días de que su partido decida lo conducente) que no se descarta para contender por la minigubernatura.

Aunque su partido se opuso a que se impusiera para 2016 un periodo de dos años (y proponía que fuera de cinco), para Méndez de la Luz dos años sí alcanzan; “cuando se trabaja con vocación, se es serio, un año es suficiente para las transformaciones; dos, muy buenos, y seis, ideales. Don Fernando en dos años metió orden, creó una gran confianza y sentó las bases de muchas cosas”.



Izquierda, cada quien por su lado

Para quienes nos dedicamos a perfilar el hecho cotidiano del poder y la política en Veracruz, la candidatura a la gubernatura por este partido que ya ha anunciado que irá solo a los comicios en 2016, estaba cantada para su creador y actual dirigente nacional, Dante Delgado Rannauro, quien ya fue gobernador en los cuatro años restantes del sexenio de Gutiérrez Barrios y ya ha participado exitosamente en ese tipo de contiendas. Y digo exitosamente porque, pese a que no ha logrado el triunfo, ha logrado en cambio un buen cúmulo de votos para la izquierda veracruzana.

Como dirigente estatal de MC y posible candidato a la gubernatura, Armando Méndez de la Luz tiene una tarea difícil en el contexto de una izquierda fragmentada, cooptada por el poder, manchada por la más infame corrupción. Y el hecho de que Movimiento Ciudadano vaya solo a los comicios del próximo año plantea dos circunstancias confrontadas: la buena, deslindarse de partidos como el PRD, que lleva una década con la cerviz doblada ante la Fidelidad, y la mala, que pese a varios años de lucha hombro a hombro, el partido de Andrés Manuel López Obrador, Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ha decidido alejarse de quien fuera su más fiel impulsor, Dante Delgado. 

Pero quien fuera Secretario de Desarrollo Económico de 1986 a 1988 tiene una visión optimista al respecto. Al dialogar con los periodistas Manuel Rosete, Raymundo Jiménez y José Ortiz Medina en Polaca a la Veracruzana, Méndez de la Luz confía que el punto de encuentro de quienes han seguido fieles al proyecto de izquierda sea la elección presidencial de 2018.

Algo tendrá que ofrecer MC a una posible alianza a favor de Andrés Manuel López Obrador o de uno de los suyos. En los comicios de este año logró los triunfos más sonados en el ámbito regional: actualmente, gobierna todos los municipios de la zona metropolitana de Guadalajara, y tiene en el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, a uno de los valores electorales más promisorios, que le puede alcanzar para obtener una buena alianza que lleve la alternancia hacia la izquierda.

“Vamos por partes y en el 2018, no tenga la menor duda que vamos a estar en un proyecto que será la alternancia. No es un acto de fe, sino con base en encuestas, a comportamientos políticos. En 2018 se va a dar la alternancia en el poder, pero hacia la izquierda, no a la derecha”, y ello, añadió, no necesariamente se dará con Andrés Manuel López Obrador; no hay que perder de vista a Enrique Alfaro.

Respecto a la relación con quien buscará por tercera ocasión la Presidencia de la República, Méndez de la Luz aclaró que, pese a ‘incidentes verbales’ entre Dante y López Obrador, para 2018 podría llegarse al entendimiento. “Yo siento que al final nos vamos a entender, siento un altísimo respeto por la gente de Morena (…) porque por encima de las diferencias personales, o de las variedad que podamos tener de un lado u otro, está Veracruz, está México”.

           
Mi solidaridad con Manuel Rosete

mi amigo Manuel Rosete Chávez le expreso mi más alta solidaridad en estos momentos tan aciagos. Un abrazo de hermano para quien ha sabido ser un excelente amigo, un comprensivo compañero en las lides periodísticas y un enorme ser humano.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | Twitter: @HoraLibre 

Blog Archive