Social Icons

ABSURDA, MEDIOCRE Y ANTIECONÓMICA ADMINISTRACIÓN DE LA RESERVA TÉCNICA DEL IPE-VERACRUZ.


ABSURDA, MEDIOCRE Y ANTIECONÓMICA ADMINISTRACIÓN DE LA RESERVA TÉCNICA DEL IPE-VERACRUZ

Hilario Barcelata Chávez

*Perversa manera de invertir los recursos impide obtener rendimientos.
*Seguridad pública de Veracruz es la gran beneficiaria de los inmuebles del IPE.

El Instituto de Pensiones del Estado pierde su patrimonio y pone en riesgo su futuro debido a que la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz se ha adueñado de las propiedades inmobiliarias que forman parte de su Reserva Técnica y no le paga ni un centavo por su usufructo.
Cuatro importantes inmuebles que forman parte de la Reserva Técnica del IPE no le generan ni un solo centavo de rendimiento debido a que se los ha entregado en usufructo gratuito a la Secretaría de Seguridad Pública. El primero es un terreno de 67 hectáreas ubicado en Coatzacoalcos, con un valor de avalúo de 986.2 millones de pesos (mdp). Este terreno lo utiliza la SSP para ubicar operar el Centro de readaptación social Duport Ostión y no paga renta al IPE. El segundo es la Estancia Garnica ubicada en la ciudad de Xalapa. Es un inmueble de casi ocho hectáreas, con un valor de avalúo de 323.9 mdp y no paga renta al IPE. El tercero es el Edificio de las oficinas centrales de la SPP ubicado en el centro de Xalapa, con un valor de avalúo de 137.8 mdp y no paga renta al IPE. Y el cuarto es el Estacionamiento Zaragoza, ubicado también en el centro de Xalapa, con un valor de avalúo de 57.8 mdp y no paga renta al IPE.
En conjunto estos cuatro inmuebles suman un valor de 1,505.6 mdp y no le generan ningún rendimiento al IPE porque fueron entregados en comodato (usufructo gratuito) a la SSP.  Situación que resulta verdaderamente absurda, irracional y antieconómica, dada la precaria situación financiera por la que pasa el IPE que necesita desesperadamente tener ingresos para financiar el pago de las pensiones de sus afiliados.
Si el IPE cobrara renta por estas cuatro propiedades de acuerdo a las reglas del mercado, es decir, el 1.5% del valor de la propiedad como renta mensual, anualmente estas le reportarían un ingreso de 271 mdp. Es decir, anualmente el IPE tiene una enorme pérdida por no cobrarle renta a la SSP.
                                                                                   
El IPE, en su malsana y perversa administración de las propiedades inmobiliarias sólo tiene en renta 13 de 44: dos hoteles, dos cines , un estacionamiento y ocho locales comerciales, los cuales suman un valor de 532 mdp y por los que en 2015 recibió la ridícula cantidad de 14.6 mdp al año, esto es apenas un 0.3% del valor de avalúo, cuando la norma del mercado inmobiliario señala que debe cobrarse, al menos, el 1.5%, en este caso eso significaría un ingreso de 96 mdp, es decir, 81 mdp más que lo que hoy obtiene, lo cual representa una pérdida acumulada durante los últimos tres años de 236 mdp.
                                              
                                             

Existen otras 27 propiedades inmobiliarias que representan un desperdicio para el IPE porque tampoco recibe ingresos porque no las tiene colocadas en el mercado para la renta. Se trata de inmuebles que en conjunto tienen un valor de 1,181 mdp, lo cual podría estarle generando rentas anuales por 212.7 mdp, pero dada su ociosidad representan una pérdida económica.
                                             
Por último y en lo que parece ser una enloquecida práctica financiera, ausente de toda lógica económica, el IPE reporta haber recibiendo en 2015 rendimientos anuales de sus inversiones por un monto de 1.3 mdp anuales, cantidad que es inferior a la obtenida en 2014 que fue de 1.6 mdp y ésta es menor a la de 2013 que fue de 1.8 mdp. Considerando que durante 2015 los recursos invertidos eran de 2,017 mdp, resulta entonces que está cobrando una tasa de interés de 0.06% por sus inversiones, lo cual más que absurdo es criminal, considerando que la tasa de interés que puede obtener en el mercado es hasta del 12% si esos recursos los coloca como préstamos a sus afiliados. De hacerlo habría recibido en 2015 un monto de 242 mdp, lo que significa que las decisiones en materia de inversión financiera le reportaron pérdidas por 241 mdp.
                                  

Aunque también existe la posibilidad de que esos bajos rendimientos que obtiene se deban a que esas supuestas inversiones no se están realizando y esos 2,017 mdp que deberían estar en algún banco en realidad se han esfumado y por eso no generan intereses. Para ello necesitamos saber en qué banco están invertidos esos recursos, en que instrumentos financieros, que tasa de interés obtienen y cuanto reportan de ingreso anualmente. Como esa información no la ofrece el IPE, existen razones para sospechar de la existencia de esos recursos.
En síntesis, el IPE pierde anualmente un total de 806 mdp por realizar una irracional y antieconómica estrategia de comercialización de sus inmuebles y de colocación de sus inversiones. Recursos que podrían convertirse en un flujo de efectivo de gran magnitud que le permitiría cubrir una buena parte de su déficit.
                                  

Por estos errores en la administración cualquier empresa privada ya hubiera corrido a su Gerente General, y hasta le hubiera fincado responsabilidades penales, el director del IPE, en cambio, a pesar de demostrar que es el peor administrador que existe, sigue en su puesto y cobrando un salario que al parecer sólo se le paga por destruir el patrimonio y el futuro de la institución que dirige.



VERACRUZ. UNA ECONOMÍA CONTRAÍDA
Itzel Osiris Lira Morado
Durante 2014 Veracruz redujo en 905 millones de pesos (mdp) el valor de su Producto Interno Bruto Estatal (PIBE), lo que significa una disminución del crecimiento de -0.1% respecto a 2012. Mientras que en la mayoría de los entidades se presentó una aceleración del mismo, reflejado en sus valores positivos, tal es el caso de Guanajuato, donde la producción se incrementó en 52 mil 359 mdp (es decir, una tasa de crecimiento de 10.4%). Asimismo se tiene a Nuevo León, donde el incremento fue de 50 mil 983 mdp. Del mismo modo se tiene el caso del Distrito Federal y de Jalisco, donde el aumento fue de 47 mil 827 mdp y de 43 mil 101 mdp respectivamente
                                                                 
Al analizar el comportamiento de los diferentes sectores que componen el PIBE en Veracruz, se tiene que de 2013 a 2014 dos de las tres actividades económicas redujeron su valor. De esta manera las actividades primarias, relacionadas con la agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza, disminuyeron su valor en -1.9%. Mientras que las actividades secundarias, es decir, las que se dedican a la industria, transformando los recursos del sector primario, tuvieron una contracción de 2.9%, siendo de esta manera las más perjudicadas. Por su parte las actividades terciarias presentaron un aumento de apenas 2.6%.
                                        
Realizando un desglose de los diferentes subsectores pertenecientes a las actividades secundarias, se encuentra que el referente a Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de  agua y de gas por ductos al consumidor final fue el que más disminuyó el valor de su producción en -10%. Seguido por las actividades pertenecientes a la construcción las cuales redujeron su crecimiento en -7.9%. Asimismo se tiene el caso de la minería la cual tuvo una disminución de -6.9%. Por otra parte se tiene a la industria manufacturera que presentó un crecimiento de 2.7%. Asimismo se puede observar que existen reducciones en  las actividades de Fabricación de maquinaria y equipo, (que incluye la fabricación de equipo de computación, comunicación, medición y de otros equipos, componentes y accesorios electrónicos), las cuales disminuyeron en -25.7% y las de Fabricación de insumos textiles y acabado de textiles, las cuales se redujeron en -7.2%
                                        
Finalmente por lo que se refiere a los subsectores de las actividades terciarias, se encuentra que los Servicios de apoyo a negocios y manejo de desechos y servicios de remediación, son los que se han visto más afectados reduciendo su valor en -9.6%. Así también se tiene el caso de los servicios profesionales, científicos y técnicos, los cuales dejaron de producir un -7.5%, seguido por los servicios de salud y de asistencia social y los servicios de esparcimiento cultural y deportivo, y otros servicios recreativos los cuales presentaron una contracción de -2.3 y -1.9%.
                                                    
Lo anterior nos permite concluir que la falta de inversiones para el aumento de los bienes duraderos que son capaces de producir otros bienes y servicios, e incluyen los mejoramientos de terrenos, las adquisiciones de plantas, maquinarias y equipos y la construcción de carreteras y obras afines, como escuelas, oficinas, hospitales, viviendas residenciales privadas, así como los edificios comerciales e industriales en el estado, está afectando el desempeño de la economía en general y de los diferentes sectores y subsectores, los cuales no logran encontrar un impulso para crecer,  afectando con esto el empleo y los ingresos de las familias veracruzanas. Por lo que urge redefinir las políticas de gasto que se están llevando a cabo para que se incentive más lo referente a inversión pública, buscando influir en el crecimiento de la economía veracruzana y de las distintas variables que este involucra.

Responsable de la publicación:
Dr. Hilario Barcelata Chávez
Coordinador
OBSERVATORIO DE LAS FINANZAS PÚBLICAS
FACULTAD DE ECONOMÍA
UNIVERSIDAD VERACRUZANA

Av. Xalapa s/n, esq. Av. Avila Camacho.
91020, Xalapa, Ver., México.
(52) (228) 8 42 17 00 Ext. 14222
ofp@uv.mx
http://www.uv.mx/ofp/

Blog Archive