Social Icons

¿Y dónde está la lana de Veracruz?. #HORALIBRE. La columna de #ÁlvaroBelinAndrade. @AlvaroBelinA


HORA LIBRE

Álvaro Belin Andrade

¿Y dónde está la lana de Veracruz?

El misterio más grande de la historia está sin resolver en Veracruz: ¿a dónde han ido a parar miles de millones de pesos del presupuesto estatal si la deuda crece desmesuradamente, se han recortado cantidades endemoniadamente altas en los presupuestos de todas las dependencias, cada quincena se retrasan los pagos de burócratas y pensionados, no hay una sola obra pública de consideración, los empresarios están en bancarrota porque no se les pagan los adeudos por obras, servicios y productos, y hace tiempo que se subastan las propiedades estatales?
No ha habido peor conclusión de una administración pública, y eso que la de Fidel Herrera Beltrán fue marcada por la más escandalosa de las exacciones monetarias al erario en la historia de Veracruz. 
 
Que Fidel haya incrementado de 3 mil 500 millones de pesos a cerca de 40 mil millones la deuda del gobierno estatal, pese a ser el inicio de la debacle, en poco se compara con el estado desastroso en que se encuentran las finanzas públicas en este momento.

Las deudas menudean. Todos los días varias manifestaciones son protagonizadas frente a Palacio de Gobierno en demanda de diversos compromisos postergados, sin la mínima esperanza de que sean cumplidos; a la deuda de más de 2 mil millones de pesos con la Universidad Veracruzana –que la próxima semana será la causa de manifestaciones de estudiantes y académicos–, se añade una deuda de similar calado con los profesores de la Sección 56 del SNTE.

No hay frente que no se haya complicado por la falta de voluntad para cubrir las obligaciones públicas, incluso aquellas que constituyen el gasto corriente, como sueldos, salarios y prestaciones.

Incluso el Organismo Público Local Electoral (OPLE), responsable de organizar los próximos comicios, se encuentra en situación delicada por falta de recursos incluso para pagar rentas y ya se habla de la posibilidad de que la próxima elección sea atraída por el mismo Instituto Nacional Electoral, lo que da cuenta de la debacle financiera y política.

Los medios de comunicación más agraciados con el dinero público se han sumado a la protesta, como ha sucedido con el Diario de Xalapa, que en esta semana ha usado su primera plana para publicar notas sumamente críticas a la gestión del gobernador Javier Duarte de Ochoa, mientras se señalan actos de desvío de recursos por parte de altos funcionarios de la Secretaría de Finanzas y Planeación , presuntamente encargados de derivar todos los recursos que ingresan a las arcas estatales para reservarlos a fines inconfesos.

Según versiones sotto voce, todas las dependencias están sufriendo el retraso en la ministración de los recursos presupuestados. La mayoría de los secretarios han pecado de disciplinados y cómplices de una sangría permanente, hasta que han debido salir con alguna voz de protesta ante la Sefiplan porque el personal se ha plantado en paros de brazos caídos por la falta de pago de sus emolumentos, como ha sido el caso de la Secretaría de Salud, o porque en el caso del Poder Judicial, han debido retrasarse indefinidamente programas e infraestructura para cumplir con el compromiso de implantar el nuevo sistema penal adversarial, que reclama salas especiales para juicios orales.

Y, pese a que han seguido fluyendo abundantes recursos federales y se mantiene una de las recaudaciones más crecientes en el ámbito estatal, además de autorizarse cotidianas autorizaciones de endeudamiento, ello no ha bastado ni para disminuir la deuda bancaria, ni para hacer obra pública ni para cumplir con la ley de presupuesto de egresos.



La situación precaria del gobernador Duarte

Para colmo, pesan sobre el gobierno del estado las observaciones hechas por la Auditoria Superior de la Federación de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión observaciones por la falta de justificación en el gasto de 13 mil 456 millones de pesos del 2011 al 2013, una cifra que ha rebasado los 14 mil millones de pesos en 2014, derivado de lo cual la Federación ha denunciado penalmente por simulación de reintegros por 4 mil 770 millones de pesos.

¿Dónde están los miles de millones de pesos que no se han ejercido y, por ende, han desaparecidos en la chistera de un grupo de funcionarios públicos encargados de aprovechar lo que debiera destinarse al desarrollo de Veracruz?

¿Por qué se insiste en la Ciudad de México que se ha cuidado no incrementar los recursos federales a Veracruz porque todo dinero que se envía desaparece misteriosamente?

La situación crítica será pagada por el PRI y su candidato Héctor Yunes Landa, quien este jueves en Huatusco debió salir al paso de los comentarios en que se engloba a los veracruzanos como parte de la corrupción.

“Me da vergüenza escuchar en los medios que a Veracruz lo señalen por corrupto. Veracruz no es corrupto. Hay un grupo que sí son rateros y que deben ser castigados”, señaló Yunes Landa.

Según el comunicado priista, el precandidato Yunes Landa comentó que este jueves, la primera noticia que vio y escuchó por la televisión al despertar a temprana hora fue que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo observaciones muy importantes a tres estados del país, y lamentablemente, entre estas entidades está Veracruz, lo que significa, dijo, que Veracruz está siendo señalado porque hay funcionarios corruptos.

“Yo quiero decirles que esos funcionarios corruptos deben de ir a la cárcel. La gente está harta que algunos sigan usando el dinero del Gobierno para hacerse millonarios de la noche a la mañana”.

En el ámbito nacional, muchos analistas políticos ven complejo el panorama político y financiero de Veracruz y empiezan a augurar posibles salidas, una de ellas, muy insistente, es la salida por la puerta trasera del gobernador Javier Duarte quien, por otra parte, ha insistido en que se irá pero hasta noviembre, cuando culmina su administración.

La situación se complicará aún más en los siguientes meses, porque a no ser que se reintegren los miles de millones de pesos que han desaparecido no hay manera de que se cumpla la promesa hecha por Duarte a un grupo de periodistas de que 2016 “será el mejor año para Veracruz”.


Comentarios: belin.alvaro@gmail.com www.alvarobelin.com Twitter: @AlvaroBelinA

Blog Archive