Social Icons

Preparación y amor a lo que se hace, ingredientes esenciales en el magisterio.


Xalapa, Ver., 14 de mayo de 2015.-En septiembre de este año cumple 41 años dentro del Sistema Educativo Veracruzano, específicamente en el nivel preescolar, y su pasión por enseñar sigue vigente como el primer día. Rosa María Arredondo Bretón afirma que el amor y sinceridad que dan los niños y niñas sólo se puede compensar con una buena preparación.


Xalapa, Ver., 14 de mayo de 2015.-En septiembre de este año cumple 41 años dentro del Sistema Educativo Veracruzano, específicamente en el nivel preescolar, y su pasión por enseñar sigue vigente como el primer día. Rosa María Arredondo Bretón afirma que el amor y sinceridad que dan los niños y niñas sólo se puede compensar con una buena preparación.

Recuerda con añoranza sus inicios como maestra en el Jardín de Niños de Atzalan, y cómo su esfuerzo y constante capacitación le han permitido promoverse hasta llegar a la Supervisión de la Zona 8 de Preescolar, donde actualmente labora y en donde siente que tiene todavía mayor compromiso con los pequeños, pues a su cargo están 16 planteles.

“Durante estas cuatro décadas ha habido muchos cambios en la educación, todos me parece que para bien, pues ahora requerimos mayores conocimientos para hacer nuestra tarea de enseñanza-aprendizaje con mayor efectividad; sin embargo, para mí el principal ingrediente es el amor a los niños y niñas, el amor a lo que haces”.

En este sentido, considera que su camino magisterial no se ha visto opacado por el tedio, precisamente por la energía, amor y sinceridad que da a sus estudiantes, “eso no tiene precio. Por ello, he tenido la motivación de capacitarme y actualizarme constantemente con los cursos y talleres que ofrece la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) y también con otras opciones de manera particular”.

Señala que su compromiso con la educación también abarca estar en contacto con los papás, a través de Escuela para Padres, rescatando los valores fundamentales del ser humano, en especial en los planteles cuyo entorno no es favorable. “A todos tratamos de darle lo mejor”.

Al referirse a los docentes de reciente ingreso, comenta que se debe dejar el paso a las nuevas generaciones que traen más ímpetu “y espero que muchas ganas de trabajar, realmente con amor.”


Blog Archive